• Seleccione su web

La 4ª revolución industrial: Industry 4.0

El vertiginoso desarrollo de la Sociedad de la Información en los últimos años no solo está impactando de manera esencial en las actividades sociales y culturales, sino también en el mundo económico y productivo. La constante aparición de nuevas tecnologías que facilitan la creación, distribución y manipulación de la información han supuesto un perfecto caldo de cultivo para la llegada de la 4ª revolución industrial. Una nueva era en la que la interconexión es la clave.

Esta convergencia digital pone de manifiesto la vital importancia del tratamiento de la ingente cantidad de información generada (Big Data) y nos presenta beneficios tan atractivos como:

  • La obtención inmediata de información de planta y sus consiguientes acciones de ajuste,
  • Una mayor flexibilidad productiva,
  • Mayor nivel de personalización de los productos y servicios,
  • Anticipación de tendencias para adecuaciones estratégicas,
  • Comunicación más ajustada entre productores y distribuidores
  • O la simulación virtual de productos y testeos, entre otros.
La industria 4.0 revolucionará la cartera de servicios que ofrece una empresa

Y es que la atención personalizada de la demanda creará estructuras de producción diferentes.

La digitalización de los entornos industriales precisa de una enorme inversión; se estima que las empresas europeas destinarán aproximadamente un 3% o 4% de sus ingresos anuales sólo a la transformación digital, lo que resulta aproximadamente en la mitad de las nuevas inversiones de capital previstas y una suma anual de alrededor de 100.000 millones de euros en la industria europea. Se espera que esta transformación tenga como fruto que la mayor parte de las empresas de nuestro continente estén digitalizadas en 2020.

Esta inversión pretende también dar respuesta al reto de producir más utilizando menos materias primas y consumiendo menos energía, creando las condiciones para una fabricación sostenible y eficiente.